Características generales de los distintos tipos de "essays" en exámenes Cambridge y Trinity

3 27 de Diciembre de 2018

       Existen 3 tipos de “essays” dependiendo del enfoque con el que se aborde el tema que se trate en el escrito: argumentativo, descriptivo y discursivo. En cualquier caso, todas estas variantes tienen en común una serie de características que las identifican como “essays”:

       Características generales de los “essays”:

       Título: Todos los tipos de “essays” han de tener un título que dé una idea certera del tema que se vaya a abordar.

       Organización del contenido en párrafos: La presentación de cualquier tipo de “essay” se ha de organizar en párrafos atendiendo al número de ideas que contenga. Así, el primer párrafo será siempre una introducción breve que proporcione al lector (el examinador) información adicional a la que se pueda obtener del título. A continuación, un número variable de párrafos según el número de ideas, que se han de hilar por medio de los conectores o las palabras de enlace correspondientes (“firstly, on one hand, however, as a result, therefore”…). Y por último, una conclusión (según el tipo de “essay” se incluirá específicamente o no) que ha de incluirse en un párrafo final.

       Registro: Los “essays” son un tipo de escrito formal por lo que se ha de evitar el uso de contracciones del tipo “wasn’t” o “don’t” y sustituirlas por “was not” o “do not”. Además, se debe emplear un estilo y vocabulario acordes con dicho registro, por lo que se han de evitar palabras y giros de uso excesivamente coloquial.

 

      Tipos de “essays”:

     “Essay” argumentativo: Los “essays” argumentativos se caracterizan fundamentalmente porque el estudiante deberá defender una posición con respecto a un determinado tema. Con esta finalidad deberá organizar las ideas correspondientes en párrafos en un orden lógico por medio del uso de conectores y palabras de enlace para ser persuasivo y convincente. En este sentido, uno de los recursos que se pueden utilizar son las preguntas retóricas, que suelen dar pie de forma fácil y directa a que se aborden las razones que sustentan la posición de quien escribe. Además, enfatizar aquellos aspectos que apoyan dicha postura (“I do believe”, I really think that”…), expresar acuerdo y desacuerdo (“I am totally against”), y destacar el contraste entre los distintos argumentos a favor y en contra os harán ganar enteros a ojos del examinador (“On the contrary”, “Having said that, I have to admit that”…). Por último, es muy importante utilizar un vocabulario suficientemente amplio y descriptivo con el fin de dejar constancia que cuál es la posición que se defiende.

     Así, un tema que encaja en este género podría ser: “¿Por qué es importante reducir los niveles de contaminación?” En este caso, por ejemplo, se deberá defender esta posición por medio de distintos argumentos que incluyan las posibles consecuencias de no tomar las medidas correspondientes para atajar este problema.

     Essay” descriptivo: Por su parte, en los “essays” descriptivos, el aspirante tan solo ha de organizar de forma coherente una serie de ideas que aporten información sobre un determinado tema. Su finalidad es, por lo tanto, descriptiva o informativa, pero no persuasiva, por lo que se han de emplear adjetivos y adverbios que aporten suficiente información acerca del tema que se aborde. Por esta razón, la utilización de conectores y palabras de enlace con los que organizar el contenido son fundamentales; sobre todo aquellos que se utilizan para ordenar las distintas ideas (“firstly, secondly, on one hand, on the other hand, finally”…). Además, no es estrictamente necesario llegar a una conclusión, pues, como se ha indicado anteriormente, quien elabora el escrito no defiende una postura concreta ni contrapone 2 realidades diferentes, tan solo expone ideas que aportan información sobre el tema correspondiente. Sin embargo, incluir una opinión personal razonada de acuerdo al contenido no está contraindicada y es, del mismo modo, una buena forma de cerrar el escrito.

      Un ejemplo típico de este género es “los distintos métodos para aprender una lengua extranjera”. Aquí el candidato analizará distintas formas en las que se puede aprender una lengua extranjera, abordará sus correspondientes ventajas y desventajas, y podrá decantarse en su conclusión por un método u otro según su experiencia.

      “Essay” discursivo: Por último, en este tipo de “essays” el candidato contrapone dos realidades que analiza pormenorizadamente para destacar los distintos aspectos positivos y negativos de ambas opciones. Un ejemplo de los temas que se suelen abordar por medio de este género son las ventajas y desventajas de vivir en una gran ciudad y una zona rural. Así, se deberán mencionar los distintos aspectos de la vida en una gran ciudad y sus correspondientes ventajas y desventajas, así como aquellos que pueden hacer de las zonas menos pobladas una buena o mala opción de vida. No se trata tanto de defender una opción como de describir con cierta objetividad ambas realidades. Sin embargo, en la correspondiente conclusión que ha de cerrar el escrito, el estudiante deberá decantarse por una u otra opción tomando como referencia las ideas que haya expuesto en los párrafos anteriores. Por esta razón, utilizar elementos de enlace que permitan expresar el contraste entre ambas opciones (“on the contrary, however, but, on the other hand”…) es muy importante y un factor al que los examinadores prestan mucha atención.