Qué debemos hacer para no olvidar nuevas palabras, expresiones y giros a la hora de aprender una legua extranjera

3 Dec. 14, 2018

      Uno de los aspectos más frustrantes a la hora de aprender una lengua extranjera es nuestra falta de vocabulario para expresar lo que deseamos comunicar. Sin duda es un proceso relativamente lento, pero que se puede acelerar significativamente si adoptamos los hábitos correctos.
 
      Por una parte, es importante resaltar que la razón por la cual solemos olvidar palabras o giros con relativa facilidad estriba en el hecho de que no llegamos a consolidar esa nueva información, es decir, no nos exponemos lo suficiente para incorporarla de una vez por todas y para siempre a nuestro bagaje. De hecho, para que aprendamos, asimilemos y finalmente consolidemos el uso de una nueva palabra, hemos de verla entre 5 y 16 veces. Así, si en clase aprendemos un nuevo giro o una palabra, pero no hacemos el esfuerzo por exponernos lo suficiente, la olvidaremos y cuando la volvamos a ver, empezaremos desde cero.
 
      Por esta razón, debemos realizar pequeñas sesiones de estudio de no más de 5 minutos. Después de este tiempo nuestro cerebro no puede asimilar información inconexa, pues no existe un hilo conductor como cuando leemos un tema de historia. Por lo tanto, si queremos asimilar nuevas palabras o expresiones, lo mejor es aprovechar tiempos muertos mientras esperamos el autobús o a un amigo para repetir el proceso unas cuantas veces cada día. Así, en poco tiempo habremos conseguido incorporar, asimilar y consolidar las palabras suficientes para conseguir cierta independencia.

     ¡Ánimo!